Quitamiedos

En: Decoración El: martes, noviembre 29, 2016



Los quitamiedos son un punto de luz de referencia para los más peques. Como su nombre indica, ayudan a combatir el miedo a la oscuridad a la hora de irse a dormir. Gracias a la tenue y relajante luz que emiten, los niños se relajan y consiguen conciliar el sueño plácidamente.

 
Estas pequeñas luces son un gran apoyo para los niños a la hora de irse a la cama. Hoy en día podemos encontrar todo un mundo alrededor de los quitamiedos; pequeños, grandes, en forma animada, movibles...
Ahora que se acerca la época navideña, los quitamiedos podrían convertirse en un regalo perfecto, de Papa Noel o Reyes Magos, para los más peques. Sería un regalo bonito y muy útil ya que además de ayudarles a conciliar el sueño por la noche, podrán jugar con ellos por el día.
Incluso serían perfectos para regalar, como un bonito detalle, a un recién nacido.


"No tengas miedo cuando todo se ponga oscuro, recuerda que en la oscuridad, es cuando salen las estrellas"


    



     



    


     





Estos quitamiedos son muy seguros para los niños ya que están fabricados con materiales libres de plomo y respetuosos con el medio ambiente.

Además, cuentan con un temporizador que permite apagarse solo a los 15 minutos de encenderlo. Pero si lo prefieres, puedes desconectar el temporizador y apagarlo manualmente.



Los siguientes quitamiedos que os vamos a mostrar les encantan a los peques.  Quitamiedos en forma de animales que ayudan al niño a ser consciente de la importancia del cariño y el respeto hacia los animales.

Pueden ser mucho más que un simple quitamiedos, pueden jugar con ellos de día e incluso convertirse en un objeto de decoración.














Pero además de los quitamiedos, podemos encontrarnos con muchas más opciones de puntos de luz nocturnas.
Como por ejemplo, las guirnaldas luminosas. Consiguen proyectar una luz tenue y ser el punto de referencia para los peques cuando se levantan en mitad de la noche. Puedes colocarlas dónde quieras, en la barra de seguridad de la cama del niño, en una estantería, colgarla en la pared sobre su cama....




    



          




Y por último, os hablaremos de unas lamparitas muy cuquis que también pueden ser un bonito regalo para estas navidades. Serán perfectas para iluminar el cuarto del peque mientras le contamos un cuento antes de dormir.

Estas lámparas de porcelana pueden ser un precioso y original objeto tanto de decoración como de iluminación.

Su color blanco conseguirá adaptarse sea cuál sea el estilo y la decoración de la habitación.















¿Qué os parecen? A nosotros una auténtica cucada.
Gracias a estas preciosas luces nuestros pequeños dormirán tranquilos y seguros.








Comentarios

Deja tu comentario