COMO ELEGIR LA LÁMPARA DE TECHO

En: Decoración El: martes, octubre 9, 2018

Escoger una lámpara de techo puede llegar a ser toda una aventura, sobre todo si no tienes ni idea de qué tener en cuenta a la hora de comprar. Te indicamos qué tipos de lámparas de techo son las más adecuadas, en general, para cada estancia.

Con tantas opciones, decorar un hogar puede convertirse en una experiencia tan abrumadora que cuando llegas a escoger las lámparas sólo quieres llenarlo todo de focos y ojos de buey y olvidarte del tema de una vez. Aunque los aros de empotrar son una opción acertada en muchos casos, antes de rendirte a ellos, lee estas pautas para elegir una lámpara de techo.

Estudia Tu Estilo

Antes de pasar a los detalles prácticos, tienes que plantearte tus gustos.

A no ser que partas de cero, lo más probable es que tu casa sea una mezcla ecléctica de distintos estilos y modas a las que, a lo largo de los años, te has ido sumando. Has ido quitando muebles, poniendo nuevos, cambiando cojines, guardando alfombras… pero una lámpara de techo no es algo que puedas cambiar a menudo con el chasquido de un dedo. Sólo por no subirte a la escalera destornillador en mano, la lámpara que escojas va a convivir contigo mucho, mucho tiempo.

Por eso es importante parar un momento y aprender cuáles son tus verdaderos gustos. Este año la decoración de estilo nórdico está hasta en la sopa, pero igual tú eres más de mezclar colores y de llenarlo todo de recuerdos en plan caótico. Que sí, que el estilo industrial queda muy bonito, pero en el fondo lo que a ti te da sensación de hogar son los toques en madera y tejidos naturales del estilo rústico. Sé fiel a ti mism@ y te prometemos que no te arrepentirás de la lámpara que compres.

¿En qué lugar vas a colocar la lámpara?

Según la función y lugar donde la quieras poner, deberás escoger un tipo de lámpara u otra.

En la mayoría de estancias, lo ideal es combinar varios tipos de luz que puedas encender y apagar de forma independiente según tus necesidades.

En la cocina:

En la cocina es importante una luz intensa que inunde toda la estancia por igual y que no modifique los colores, combinada con luces bajo mueble o de campana. Casi siempre se ha recurrido a los tubos fluorescentes, que cumplían ese cometido a la perfección, pero quizá estés buscando algo un poco más decorativo. Sea cual sea el tamaño de la cocina, un plafón de techo LED puede cubrir todas tus necesidades. Un modelo más grande en el centro de una cocina cuadrada, o dos plafones de techo o downlights más pequeños si la cocina es más bien alargada. Si en la cocina tienes una mesa o isla para comer, escoge una o varias lámparas colgantes a media altura. Recuerda, quieres que iluminen bien la mesa, pero no que te deslumbren cada vez que desayunes. La mayoría de lámparas con cable textil tienen un prensaestopas en el florón que va al techo, por lo que podrás probar con distintas alturas de cable y recogerlo y ocultarlo en el florón si éste es demasiado largo. Las lámparas con pantalla metálica son una buena opción: concentran la luz en la zona de comedor, y su superficie es fácil de limpiar en caso de mancharse con humo o grasa.

En la cocina combina plafones y lámparas metálicas

Si la mesa de comedor es alargada, usa varias lámparas más pequeñas en vez de una más grande

En el salón:

El salón es, quizá, el mejor lugar para dar rienda suelta a nuestra imaginación en cuanto a lámparas de techo se refiere.  Ya que es una de las estancias más amplias en cualquier casa, y donde mayor tiempo pasamos, es normal tener varias lámparas de distintos tipos: de pie, de mesa, algunos apliques… Y además, casi siempre, van a ser estas lámparas más pequeñas las que carguen con la iluminación de la salita, según estemos leyendo un libro, viendo la tele, de charla con los amigos… Escoge una lámpara grande de tipo jaula que de un toque original a tu salón, arriesga con un ventilador de techo con luz o crea una lámpara de araña personalizada, repartiendo cada uno de sus brazos a lo largo de la estancia. Si tienes un salón comedor, usa lámparas de distintos tipos en cada zona para dividir las áreas. Combina, además, tonalidades de luz. Aunque para comer sea ideal la luz fría o neutra que enfoque bien la mesa, para relajarte es mejor la luz cálida.

Original lámpara de salón

Lámpara de cuerdas

Lámpara de araña DIY

Las lámparas de armazón o jaula no hacen sombras, así aprovechas toda la luz

Lámpara de comedor DIY con rama

Lámpara metálica grande centrada sobre mesa cuadrada

Dormitorio:

Aunque se suele decir que en el dormitorio es siempre mejor una luz indirecta en tonos cálidos… nosotros creemos que depende más de la situación de tu armario. La pregunta que te has de hacer aquí es: ¿Te vistes en tu dormitorio? La luz cálida y las lámparas con pantallas oscuras que relajen la vista y que creen un ambiente íntimo son preciosas y estupendas, siempre y cuando no tengas que escoger tu ropa bajo su luz. Si lo piensas, cuando quieres relajarte o leer un rato antes de dormir, no usas la luz del techo, sino las luces de los laterales o del cabecero de la cama.  Si te vistes en tu habitación, es mejor una lámpara central con tulipa o difusor en tonos claros o con bombilla desnuda que no cree sombras. La altura de la lámpara es ya cuestión de gustos. Al no pasar por debajo de la cama, puedes aprovechar el espacio y colocar una lámpara colgante más grande y más baja de lo normal, pero ten en cuenta esto cuando hagas la cama para evitar golpes. Si el espacio es reducido y no puedes poner mesillas, prueba a desviar el punto de luz hasta los laterales de la cama con cable textil para lámparas, ya que ahí aprovecharás la luz mucho más. Usa bombillas originales con formas divertidas para dar un toque especial a tu cuarto sin desaprovechar ni un ápice de luz.

Lámpara de papel blanco

Lámpara de techo en mesilla

¿Cuál es el mejor tamaño para tu lámpara?

Una lámpara muy pequeña en una habitación muy grande no sólo resultará ridícula, sino que además no aportará toda la luz que necesites. Una lámpara muy grande en una habitación pequeña con techos bajos se comerá todo el espacio, dará demasiada luz y provocará choques y deslumbramientos.

Mira bien el espacio del que dispones y el que ocupa la lámpara, y escoge según tus cálculos.

Comentarios

Deja tu comentario