CÓMO CONECTAR UNA CLAVIJA DE ENCHUFE

En: Decoración El: martes, octubre 23, 2018

Igual todavía no te has lanzado a hacer tu propia lámpara de mesa con esa botella o pie de madera que te gusta tanto por miedo a no saber hacer bien las conexiones del enchufe.

¡Pues ha llegado el momento! Te enseñamos paso a paso cómo hacerlo todo para que te animes a personalizar esa lámpara que tanto de gusta con cable eléctrico decorativo y una clavija de enchufe.

Sacar tu lado creativo cuando no conoces el medio puede resultar complicado, pero en Bombillas Especiales no queremos que te quedes atascado a la hora de darle rienda suelta a tu imaginación creando tu propia lámpara personalizada. Por eso, empezando por lo básico, te vamos a enseñar poco a poco cómo unir cada elemento hasta convertir tu cable textil eléctrico en un buen cable para tu lámpara de mesilla o de pie.

 

Paso a paso, podrás ver en este post cómo conectar tu clavija de enchufe con el cable eléctrico para lámparas. Algo muy sencillo que quizá no has tenido oportunidad de aprender a hacer antes, ¡y que te va a servir mucho!

Si te interesa, también puedes seguir nuestro tutorial sobre cómo colocar un portalámparas.

 

¡Empecemos!

 

¿Qué necesitas para poner una clavija de enchufe?

-clavija plana
-cable para lámparas
-celo
-destornillador
-pelacables o alicates

¿Qué necesitas para conectar una clavija?

 

PASO 1: 
Justo en el centro de la clavija, verás un tornillo. Desatorníllalo y guárdalo para más tarde. Sobra decirlo, pero ¡ten cuidado de no perder ninguna pieza! Hablamos desde la experiencia. No quieres rescatar un tornillo minúsculo de debajo del sofá. Tener un pequeño bol o incluso el tape de un bote de cristal para guardar los tornillos pequeños cuando haces este tipo de manualidades es siempre una buena idea. Separa las dos carcasas del enchufe para dejar su interior descubierto.

Desatornilla la carcasa

Interior de una clavija de enchufe

 

PASO 2:

¿Qué tienes ahí? En el interior de la clavija de enchufe, verás una pieza transversal sujeta por dos tornillos y las patillas. Éstas pueden ir unidas o separadas entre sí, y cada una de ellas tiene un pequeño agujerito y un tornillo. Aquí es donde enlazaremos el interior de cobre de cada uno de los cables para hacer la conexión.

Calcula el trozo de cable que irá en el interior de la clavija, y quita el recubrimiento textil de esta parte, dejando al descubierto dos cables, uno azul y uno marrón. Antes de hacer esto, asegura con celo la zona. De esta manera evitarás que el recubrimiento textil del cable se deshilache.

 

Parte del cable a pelar

Marca la zona a cortar con celo para evitar romper el recubrimiento textil

Corta el plástico exterior sin dañar los cables del interior

Tira para descubrir el cable de fase y el neutro

Cable textil con fase y neutro al descubierto

PASO 3:

Quita el recubrimiento del extremo de cada uno de esos cables, con mucho cuidado de no dañar el interior de cobre.

 

Pela las puntas de los cables del interior

PASO 4:

Desatornilla todos los tornillos del interior. En las patillas, sólo es necesario aflojar los tornillitos lo suficiente para poder introducir los cables sin problemas.

Con la pieza transversal, sujeta el cable.

Sujeta el cable con los tornillos

 

PASO 5:

Enrolla bien los hilos de cobre de los extremos sobre sí mismos, e introduce cada extremo en cada una de las clavijas. Sujeta bien con los tornillos.

Introduce las puntas de cobre en los orificios de las patillas

 

PASO 6:

Encaja bien las patillas, cierra el enchufe poniendo cada tornillo en su sitio, et c’est fini!

 

Comentarios

Deja tu comentario