COBRE, LA ÚLTIMA TENDENCIA EN ILUMINACIÓN

En: Decoración El: miércoles, abril 5, 2017





El cobre ha sido un color olvidado durante mucho tiempo, un color que ha vivido a lo largo de los años a la sombra de otros colores como el dorado o el plateado. Pero ahora, como se suele decir, han cambiado las tornas. El cobre pisa cada vez con más fuerza dentro del mundo de diseño de interiores

Gracias a su color cálido te permite desvincularte del frío color de metales , como el acero, de los que estaban fabricadas las tradicionales lámparas. A su vez, consigues dar un toque de calidez a la estancia.

Muchos son los diseñadores que han incluido el cobre en su paleta de colores imprescindibles para sus diseños, principalmente en iluminación. El brillo y el cálido color del cobre consigue dar un toque de elegancia y esplendor a cualquier estancia, ya sea una cocina, una habitación o un salón

Como hemos comentado anteriormente, es en la iluminación dónde más fuerza a alcanzado este color dentro del mundo del diseño de interiores. Se debe a que es un material muy sufrido, un material resistente y que necesita pocos cuidados, lo que le hace perfecto para este tipo de accesorios.








Es un color muy agradecido en la decoración ya que puede combinarse, sin problemas, con diferentes materiales: piedra, madera, cerámica... Eso sí, no nos volvamos locos y hagámoslo en pequeñas dosis ya que un exceso de cobre podría resultar agobiante y dejar en segundo plano a otros muebles o accesorios que también son importantes en la estancia

Para muchos, este color les resulta un color nostálgico. Les recuerda a los antiguos utensilios de cocina que se fabricaban en su mayor parte con este metal. Esto hace que una lámpara de cobre se adapte perfectamente a un diseño rústico pero a la vez a un diseño industrial y minimalista.







Será el diseño de la lámpara el que nos orientará hacia un estilo u otro, hacia un estilo más clásico o más moderno, pero sin perder en ninguno de ellos esa elegancia que este gentil color nos ofrece. Además, encaja perfectamente tanto en lugares diáfanos como en estancias más pequeñas y que pueden resultar más acogedoras.

En resumen, una lámpara en acabado cobre conseguirá dar un toque de calidad a la estancia a la vez que se convierte en un punto focal indiscutible.







Si estás pensando en cambiar alguna lámpara de tu casa, no lo dudes, decántate por el color que eligen todos los diseñadores, el cobre.





Comentarios

Deja tu comentario